Ocurrió en Rafael Calzada. Las víctimas fueron el dueño del lugar y un empleado.

08/10/2019 23:06
fuente: Télam

 

El dueño y un empleado de un vivero de la localidad bonaerense de Rafael Calzada fueron asesinados durante un robo con toma de rehenes en el que también resultaron heridas la esposa y el hermano del propietario, informaron fuentes policiales.

Según reconstruyeron los voceros, tres ladrones, uno de ellos drogado, ingresaron a robar al comercio porque otro cómplice que trabajaba allí les había pasado el dato de que en el lugar había una importante suma de dinero.

Sin embargo, al comenzar a revisar, los asaltantes no encontraron el botín y el delincuente que estaba más alterado, conocido como "Johny", comenzó a discutir con los otros, los empezó a agredir y dos de ellos se fueron del lugar.

Poco después, llegó la Policía, por lo que el ladrón se atrincheró en el vivero con el dueño del local, Vicente Oscar Gramuglia (66), con la esposa de éste, Gladys Rodas (77), un empleado llamado Oscar que hacía 15 años que trabajaba y vivía allí, y la empleada doméstica.

Una vez finalizada la toma de rehenes, el comisario Claudio Cheverry explicó que la hija de los dueños del comercio, que es abogada, se presentó en la comisaría para informar que sus padres habían sido víctimas de un robo, según le había podido contar su madre por teléfono apenas entraron los delincuentes.

“El titular de la comisaría, al llegar a la vivienda, ingresa y se encuentra mano a mano con el delincuente, que estaba con una escopeta y un arma blanca", detalló el comisario, quien agregó que la empleada doméstica fue rescatada sana y salva luego de haberse escondido en un baño sin ser vista por el asaltante.

Dijo que luego se trasladó al hospital Meléndez a la esposa del dueño del vivero y a un hermano discapacitado del hombre, quienes aparentemente fueron heridos de arma blanca en medio del asalto.

Posteriormente, llegó al lugar el Grupo Halcón de la Policía Bonaerense y un negociador comenzó a hablar con el delincuente para convencerlo de que se entregara.

Mientras tanto, el ladrón le reprochaba a gritos al empleado del local: "¡Acá no hay nada!, ¿Adónde me mandaste hijo de puta?"

Después de hablarle varias veces, el negociador logró que el ladrón se entregara y cuando los policías entraron a la casa, encontraron los cuerpos del dueño del local y de su empleado.

“Si bien es todo muy prematuro, este delincuente habría ingresado, según la hija del dueño, con dos personas, pero al encontrarse bajo efecto de estupefacientes, (los cómplices) habrían huido de la vivienda”, detalló Cheverry.

Consultado sobre por qué se produjeron las muertes, según los dichos de la esposa del dueño, el ladrón “habría expresado que no era lo que buscaba y había asesinado a uno de los entregadores”, en alusión al empleado.

Con el fin de dar con los delincuentes que escaparon, esta tarde se realizaban varios operativos en la zona que eran efectuados por efectivos de la Jefatura Departamental de Almirante Brown y por fuerzas especiales.

Respecto del detenido, Cheverry indicó que “registra una orden de detención por el delito de robo calificado” por parte de la Unidad Funcional de Instrucción 11 de Lomas de Zamora, la misma que interviene en este caso y donde mañana le tomarán declaración indagatoria.


Contactenos