Junto a un socio que está prófugo, durante 70 días compraron hacienda que vendieron a frigoríficos y no pagaron un solo cheque. Hay otros tres detenidos y dos prófugos.

05/10/2021 19:46
fuente: Maracó Digital

Eduardo Mandrini se hizo conocido ante la opinión pública a fines de la década de 1980, cuando representó a la familia de Florentino “Tino” Troiani en el juicio que se llevó contra Lucas Marquez y Santiago Navarro, acusados del homicidio del ex piloto de Colonia Barón, cuyo cuerpo fue encontrado enterrado a 7 kilómetros del centro piquense.

Hoy, con 73 años, ya jubilado como abogado, volvió al protagonismo de las noticias. No como patrocinante legal de un cliente, sino como acusado por un resonante caso de estafas millonarias, por las que la justicia local había iniciado una investigación en diciembre de 2020.

La orden de detención para Eduardo Mandrini y su socio, Ezequiel Maidana, fue firmada hace una semana, pero los allanamientos efectuados en domicilios de Nordelta, donde actualmente viven tanto Mandrini como Maidana, arrojaron resultado negativo.

El fiscal general Armando Agüero, quien interviene en la investigación de las estafas, reveló en diálogo con MaracóDigital que tras esos allanamientos, los acusados presentaron impugnaciones y recursos que los eximieran de prisión, pero todos fueron rechazados.

Con esos resultados, Eduardo Mandrini –que se consideraba prófugo de la justicia-, se presentó este lunes en los tribunales de General Pico, y quedó detenido de inmediato, aunque dada su edad, le fue otorgado el beneficio de la prisión domiciliaria, que cumplirá en Santa Rosa, en la vivienda de su hija.

Junto a Mandrini, fueron detenidos otros tres hombres, Osvaldo Ponce y dos hermanos, Ismael y Carlos Dadá. La policía en tanto, sigue la búsqueda de Maidana, apodado “el correntino”, y de Alejandro Hábakon.

 

La manera de operar que tenían 

Según las informaciones oficiales ofrecidas por la Fiscalía, Mandrini operaba con una firma de su propiedad denominada Gaec. En La Pampa se lo acusa por un total de 24 millones, pero en otras jurisdicciones suma 184 millones, una cifra que supera el millón de dólares.

El fiscal Agüero precisó que se acusa a Mandrini de “simular una cesión de la sociedad a una persona a la que le pagaba unos pesos por semana -se trataría de Osvaldo Ponce-, y con esa sociedad compró y vendió hacienda por 184 millones de pesos”.

La justicia provincial comenzó las investigaciones en diciembre de 2020, tras una denuncia efectuada por productores pampeanos a los que se les adquirió hacienda por unos 24 millones de pesos.

Allí fue cuando la policía comenzó un paciente rastreo de llamadas, y con orden judicial intervino líneas y confirmó procedencia de cheques que permitieron iniciar allanamientos en busca de pruebas.

El fiscal Agüero informó que con esas investigaciones pudieron corroborar que toda la hacienda que se compraba era destinada a dos campos: “La criolla”, de Maidana, ubicado entre Pichi Huinca y La Maruja, y “Villa Luján”, propiedad de Mandrini, 1.100 hectáreas ubicadas en Arizona, San Luis.

“La hacienda pisaba esos campos, e inmediatamente salían rumbo al frigorífico, a matarife. Sacaban guía para llevar a frigorífico, en dos días la mataban y la ponían en carnicería. Durante 70 días estuvieron comprando y matando, y no pagaron un solo cheque. En 2 días se hicieron del total que ellos debían en cheques”.

Agüero confirmó que ninguno de los detenidos hasta ahora declaró. Mandrini es representado por el estudio de Norberto Paesani, y Maidana por el de Jorge Salamone.

A Eduardo Mandrini se le dictó prisión preventiva domiciliaria hasta el 12 de diciembre. Afronta un delito que en expectativa tiene una pena de hasta 6 años.


yatecuento radio

Escucha en vivo La Red Pampeana


Contactenos



Servicio de noticias vía WhatsApp.


Queres recibir noticias seleccionadas gratis via Whatsapp, registrate.



Tambien puedes hacerte fan de nuestra página en facebook.