Ocurrió en Necochea. Mario Juliano relató por Twitter la increíble experiencia que le tocó vivir en un juicio por un homicidio culposo.

01/10/2019 10:10
fuente: Agencias

 

El juez de Necochea Mario Juliano pidió disculpas hoy al imputado de un homicidio culposo y a la familia de la víctima por la demora en la resolución de “una causa sencilla” y contó a través de Twitter la increíble experiencia que vivió en el debate, en el que intervino como juez subrogante.

“Me dicen que los familiares de la víctima quieren una pena de efectivo cumplimiento, que están muy enojados, que no quieren ningún acuerdo”, relató el magistrado.

Al ingresar en la sala de audiencias, Juliano observó al acusado “muy conmocionado”.

 

Mario Juliano@MarioJuliano

Estoy a cargo del Juzgado Correccional. El secretario me avisa que tengo un debate por un homicidio culposo en un accidente de tránsito. Me dicen que los familiares de la víctima quieren una pena de efectivo cumplimiento, que están muy enojados, que no quieren ningún acuerdo

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

4.146

15:36 - 30 sept. 2019

Información y privacidad de Twitter Ads

1.717 personas están hablando de esto

 

“Le pido sus datos y se larga a llorar”, dijo.

Juliano llamó a los abogados de las partes a su despacho y les preguntó si no había ninguna posibilidad de que el acusado tomara contacto con la familia de la víctima del accidente de tránsito.

Con la respuesta afirmativa, todos pasaron a la sala.

 

El juez Mario Juliano

 

“Habla el imputado y entre sollozos que hacían dificultoso comprender lo que decía les pide perdón a los familiares. Los hijos de la víctima lo miran. Toma la palabra uno de ellos y cuenta cómo era la mamá. Luego de hablar un poco dice que acepta las disculpas, como su hermano”, continuó el juez en el hilo de la red social.

En ese marco Juliano dispuso un cuarto intermedio para que los abogados buscaran un acuerdo.

Cuando el juez salió de la sala, uno de los hijos de la víctima se aproximó al acusado y lo abrazó para consolarlo.

Al no estar a cargo de ese juzgado, recién en ese momento el juez tomó conocimiento de que el expediente se había demorado casi 5 años hasta llegar al debate.

De vuelta en la sala de audiencias, los abogados confirmaron el acuerdo de juicio abreviado con una pena de 3 años de prisión en suspenso e inhabilitación para conducir por el mismo periodo.

“Tomo la palabra para cerrar. Pido disculpas en nombre del Poder Judicial por el inexplicable tiempo que demandó tramitar una causa sencilla. Anticipo que voy a hacer lugar al acuerdo y agradezco las enseñanzas que nos dejaron, que nos hacen mejores personas y mejor sociedad”, sostuvo Juliano.

Al retirarse, el juez cruzó al procesado y a uno de los hijos de la mujer en medio de una conversación y les estrechó la mano a ambos, para luego desearle suerte.

“Para mi sorpresa, un periodista de mucha trayectoria, con lágrimas en los ojos, me agradece. Dice que es la primera vez que ve a un juez pidiendo disculpas”, cerró.


Contactenos