Cuatro hombres fueron detenidos en la Terminal de Ómnibus de Rosario por violar la cuarentena obligatoria para limitar el contagio del coronavirus, cuando arribaban en dos micros provenientes de Brasil pero con un cartel que decía Mar del Plata, con el fin de evitar el aislamiento obligatorio, informaron hoy fuentes oficiales.

21/03/2020 20:53
fuente: Télam

 

Además, la Fiscalía especial de Rosario que atiende estos casos ordenó la captura de dos pasajeras de la localidad santafesina de Casilda que escaparon antes del arribo de la policía, añadieron las fuentes.

Los cuatro detenidos son los choferes de los dos micros, pertenecientes a la empresa Calchaquí SRL, y dos coordinadores de turismo.

“La empresa había cambiado el cartel de origen de sus viajes para encubrir que provenían de Camboriú”, informó hoy el Ministerio de Seguridad santafesino.

Según dijeron a Télam voceros del caso, lo cambiaron por uno que decía Mar del Plata como origen del viaje, para evitar que el pasaje debiera someterse al aislamiento obligatorio de 14 días, tiempo en el que puede incubarse el virus.

Antes de arribar a la Terminal de Rosario, los micros dejaron pasajeros en las localidades de Paraná (Entre Ríos) y Santa Fe, que ya están identificados.

“De no haber cumplido con las restricciones y cuarentena prevista en el decreto nacional 297/2020 y el provincial 260/2020, se les aplicará también la detención e imputación”, señaló un voceros del Ministerio de Seguridad provincial.

Al percatarse del engaño, la guardia policial y los empleados municipales de la Terminal de Ómnibus de esta ciudad informaron al Ministerio de Seguridad provincial.

Personal de la cartera activó el protocolo de vigilancia contra la epidemia, alertando al fiscal especial de Rosario, Gustavo Ponce, explicaron las fuentes.

En tanto, las dos mujeres que escaparon de los controles en la estación de micros tienen pedido de captura y “serán detenidas este sábado en Casilda”, añadieron.

Alertada por el personal de la estación, la Policía detuvo los dos micros de la empresa Calchaquí una vez que estaban abandonando la ciudad.

“Al volver los vehículos a la estación terminal el fiscal Ponce, acompañado por el subsecretario de Seguridad Preventiva de la provincia, Diego Llumá, ordenó la detención de los chóferes y de dos hermanos, un hombre y una mujer, coordinadores de los grupos de turistas”, detallaron desde la cartera.


Contactenos